jueves, 20 de julio de 2017

Cantante y misionera católica: Cáncer no logra apagarle sonrisa

Evelyn Vásquez, cantante y misionera católica, sonríe con los ojos y con una dentadura que tendría trabajo, sin problemas, en un anuncio de televisión. Su sonrisa asoma, una y otra vez, durante todo el tiempo que estás a su lado. Es su primera carta de presentación. La segunda son los besos. Te besa al saludarte, en medio de la conversación y al despedirse, que puede suceder varias veces.
Mientras la escuchas hablar de Dios, del concierto que ofrecerá este 29 de julio y de su vida, que ha estado en peligro en numerosas ocasiones, por quemaduras una vez y por cáncer dos, piensas en cómo describirla con justicia.
Bastaría con decir que se trata de un ser humano luminoso y cálido. De hecho, la calidez  de su abrazo te toma por sorpresa. Tratas de establecer distancia, para poder entrevistarla, pero te vas acercando y, cuando acaba el encuentro, ella te dice que te quiere y tú le respondes que es correspondida. Así de intensa, arrolladora y convincente es la personalidad de Evelyn, la testigo del amor de Dios, llena de cicatrices, que todo el tiempo habla de estar alegre y feliz.
Su historia, aunque la hayas escuchado antes, te estremece. Ha dado testimonio en el transcurso de dos décadas, aquí y en distintos países. Sufrió abuso emocional cuando niña. Era una veinteañera cuando tomó una mala decisión: agregó combustible a una lámpara encendida, y se prendió como una antorcha humana.
fuente:listindiario.com

0 comentarios: