martes, 8 de agosto de 2017

Las joyas de la corona británica: un lujo salpicado de historia

Entre las joyas más valiosas del mundo se encuentran las pertenecientes a la corona británica. Estas reliquias permanecen expuestas en elegantes vitrinas forradas en terciopelo en el Museo de la Torre de Londres, de ahí únicamente se sacan para las solemnes ceremonias de coronación y la apertura oficial de las sesiones del parlamento británico.
De estos elementos, que forman parte de las  tradiciones británicas, por su valor nunca salen de Londres, se ha elaborado una réplica, la cual recorre el mundo dándole la oportunidad a miles de personas de apreciarlas. 
Entre las copias que se exhiben en estas giras mundiales se encuentran dos coronas. Una de ellas es la del Estado Imperial, considerada la pieza más valiosa del mundo.  Su precio se calcula en 2,04 billones de dólares.
Esta joya fue elaborada para la coronación de la reina Victoria y además de un rubí de tamaño de un huevo, traído de la India, cuenta con un diamante extraído de la piedra más grande que se ha encontrado en el mundo. Además tiene dos mil ochocientas piedras entre diamantes, zafiros, esmeraldas y cuatro perlas.
Otra pieza única y admirada es el collar Delhi Durbar, que fue un regalo de las consortes de los Maharajás a la reina Mary, cuando la llamada reina visitó en 1911 la India. Originalmente el collar contaba con ocho esmeraldas rodeadas de diamantes, entre dos cadenas de pequeños diamantes, luego  se adjuntó a la pieza central, un pendiente desmontable con una esmeralda en forma de pera. Posteriormente, la misma reina Mary, abuela de Isabel II, agregó un diamante marquesa de 11,5 quilates, el Cullinan VI. La reina Isabel II heredó en 1953 este collar Delhi Durbar, que ha lucido infinidad de veces.
Otra pieza popular es la tiara de diamantes Girls of Great Britain and Ireland, una de las predilectas de la reina. Fue creada en 1893, cuando la reina Mary la recibió como un regalo de bodas de parte de un grupo de damas, razón detrás de su nombre. Actualmente está hecha completamente de diamantes, pero en su forma original contaba con 14 perlas, que después pasarían a ser parte de la Lover’s Knot Tiara.
La posesión de estos tesoros hace que se considere a la reina Isabel II entre las mujeres más ricas del mundo
fuente:listindiario.com

0 comentarios: