sábado, 20 de mayo de 2017

Los nombres de Odebrecht enfrentan al oficialismo, oposición y sociedad civil

SANTO DOMINGO. El tan esperado 19 de mayo llegó, pero no trajo lo que muchos esperaban, la revelación de los nombres de las personas sobornadas por Odebrecht del 2001 al 2014 para ser favorecida con obras del Estado, sino la promesa de que en los próximos días habrá sometimientos a la justicia.
Desde que el pasado 19 de abril el procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, anunciara con bombos y platillos que la constructora brasileña se comprometió a entregarle a más tardar en un mes el nombre de los funcionarios que recibieron dinero u prendas para adjudicarles obras, así como el compromiso asumido con las autoridades de Brasil para enviarles primero las delaciones premiadas, grandes expectativas se crearon al respecto.
Y es que los miembros del Movimiento Verde así como del Frente Amplio de Lucha Popular y gran parte de la población tenían una cuenta regresiva para al fin conocer los nombres y apellidos, razón por la cual desde la pasada semana comenzaron a realizar manifestaciones públicas, como el atrincherarse en el antedespacho de Rodríguez y programar un campamento frente a la sede de la institución.
Luego de que el FALPO lograra que el Ayuntamiento del Distrito Nacional y el Ministerio de Interior y Policía, le dieran permiso para llevar a cabo su manifestación pública, la Policía Nacional les hizo entender que “una cosa piensa el burro y otra el que lo apareja”.
Desde el momento en que llegaron al Centro de los Héroes con las carpas para acampar, los agentes policiales los golpearon, dispersaron y apresaron porque estaban “alterando el orden público”.
Los golpes y los gases lacrimógenos no sólo fueron para los miembros del FALPO, sino también para varios diputados que acudieron a solidarizarse con ellos y que intentaron ingresar a la Procuraduría General para exigir una explicación por los atropellos pero fueron enviados a su curul con golpes y muchas lágrimas.
Pero como a los periodistas también les tocaba lo suyo, Ramón Benzan, del Listín Diario, fue manoteado por un oficial en momentos en que intentaba ingresar a la Procuraduría para dar seguimiento a la reunión de una comisión de legisladores con dos procuradores adjuntos que prometieron investigar los incidentes del martes.
Transcurrido todo esto, Jean Alain Rodríguez envió un comunicado expresando su preocupación por los focos de crispación y tensión social, para al día siguiente anunciar que ya le llegaron desde Brasil los nombres de los sobornados.
Sin embargo enfatizó que serán públicos una vez el expediente sea sometido a los tribunales, porque “no hay mejor amigo de la impunidad que un expediente mal instruido”.
fuente:diariolibre.com.do

0 comentarios: