lunes, 12 de junio de 2017

HACE UN AÑO: La matanza de Orlando y las heridas que no cicatrizan; 49 asesinados y 58 heridos

Los actos en recuerdo de los 49 asesinados en la matanza de la discoteca Pulse, en Orlando (EE.UU.) el 12 de junio de 2016, suponen todavía a familiares y supervivientes un gran "dolor" y el reabrir sus heridas, por lo que muchos optaron por dejar estos días la ciudad.
La trabajadora social Nancy Rosado, agente de policía de Nueva York durante 21 años, aprovecha la experiencia adquirida tras los atentados de las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001 para estar cerca de las familias y víctimas de Pulse e intentar dar "sentido a lo que no lo tiene".
Rosado, que forma parte de la comunidad LGBTQ y es además puertorriqueña, como buena parte de las víctimas de aquella noche, explica a Efe que este aniversario es un momento difícil para muchos de los afectados por este hecho, que dejó además 58 heridos.
La trabajadora social explicó que estos días están siendo "muy duros" porque ha pasado un año y el "dolor es igualito", y de hecho con tanto homenaje la madre de una de las víctimas mortales llegó a decirle: "Es como si quisieran darme a mi hijo a pedacitos".
"Recuperarse de los traumas toma tiempo, va despacio", dice Rosado, porque las víctimas ven que la gente, la ciudad, va "echando para adelante" y ellos siguen anclados en el temor y en la tristeza, lo que les genera "coraje" al preguntarse por qué ellos siguen "detrás".
Un ejemplo de este "conflicto" puede ser Víctor Alberto Báez, que salió ileso de la matanza ocurrida en la discoteca de ambiente gay, que esa noche celebraba una fiesta latina, pero perdió a dos amigas, Amanda Alvear y Mercedes Flores.
fuente:listindiario.com

0 comentarios: