ETIQUETA Y PROTOCOLO: Estos son los modales que debes tener al hablar por teléfono

Las buenas maneras y buena educación deben de reguir todas nuestras acciones no importa dónde estemos. Es importante recordar que los buenos modales deben llevarse incluso cuando hablamos por teléfono. A continuación una serie de consejos para no incurrir en errores a la hora de conversar vía telefónica.
Si usted es quien está llamando, jamás inicie el diálogo preguntando “¿Con quién hablo?”.  Lo correcto es que la persona que llama se identifique.
Recuerde: Para una conversación telefónica utilice las cuatro “C”.  Hablar claro, concreto, cordial y conciso.
Demuestre seguridad mientras hable por teléfono, si quiere relacionarse exitosamente.  Recuerde que según el tono de voz se juzgará como persona.
Si por alguna razón tiene que dejar en espera a alguien, no deje caer el teléfono descuidadamente sobre una superficie dura.  El ruido que produce puede ser hasta “doloroso”, y además es una falta de educación dejar esperando al interlocutor por algún tiempo, es preferible volver a llamar.
La persona que llama es la que se despide primero y la que recibió la llamada espera a que así lo haga la otra.  Si no ocurre esto, está en su derecho de terminar la conversación de una manera cortés.
En casa ajena no debe usar el teléfono sin pedirlo antes, aunque esté a la vista y desocupado.
Si debe hacer una llamada de larga distancia desde una casa que no es la suya, debe pedir a la operadora llamada con “tiempo y costo” y antes de retirarse, cancele la deuda inmediatamente.
NO es correcto pedir que le paguen la cuenta cuando llegue el recibo del mes; no lo harán y usted quedará mal.
Si llama a un número y le contestan que se ha equivocado, ofrezca excusas en lugar de colgar el teléfono. Si ocurre al contrario, debe decir “tiene el número equivocado”.
Llame para comunicar lo que tenga que decir y despídase. Para eso es el teléfono.
No llame a la hora de las comidas, ni antes de las comidas, ni antes de las ocho de la mañana o después de las diez de la noche, salvo excepciones.
Su postura y su actitud son importantes, existe una ventana por la que se le ve y se le siente. Cómo se sienta, cómo luce, si cambia de postura, qué hace, todo se refleja e implica lo que siente y cómo lo ven los demás.
No coma ni mastique chicle cuando habla por teléfono.
Devuelva siempre la llamada telefónica.
Cuando tome el teléfono y conteste sonría: la voz se torna agradable, acogedora y lo más importante esto se percibe.
La persona que llamó es la que debe volver a llamar si se interrumpe la llamada.
Si le responde el contestador automático no cuelgue asustado, sea directo en el mensaje y no se olvide de mencionar su nombre y su número de teléfono.  No deje mensajes misteriosos ni haga bromas de mal gusto.
Si encuentra mensajes al estar ausente, devuelva la llamada.
Recuerde las “palabras mágicas” en el teléfono “Por favor” y “Gracias”, y si comete una equivocación pida disculpas.
fuente:listindiario.com
Share this article :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. .Atabales - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger