domingo, 13 de agosto de 2017

La pesca en el Malecón, alimentación y un entretenimiento que alivia el bolsillo

Con una botella plástica, hilo y anzuelos el señor Andrés se prepara para pescar. No se dedica a este oficio para subsistir, pero es su pasatiempo y en ocasiones el medio de llevar a casa la cena.
En todo el Malecón de Santo Domingo y el río Ozama, específicamente sobre el puente flotante, decenas de pescadores por “hobby” acuden cada día con el afán de atrapar algún pez.
Estos no hacen competencia con los pescadores de oficio, porque cada quien tiene un área para hacerlo, sin interferir uno con el otro.
La mayoría de los que se dedican a la pesca por diversión son pensionados o no tienen empleo, lo que le da la facilidad de pasar largas horas a orillas del mar esperando que un pez “jabón” o “morena” muerda el anzuelo.
“Yo vengo desde Cristo Rey y me paso el día hasta que logre pescar unos cuantos peces y me voy”, dice Andrés mientras preparaba la carnada: un pedazo de pechuga de pollo.
Cuenta que él prefiere pescar desde el área para pescadores que construyó el Ministerio de Obras Públicas en el Malecón, otros hacen su actividad desde los arrecifes donde buscan cucarachas de mar para atraer a los peces.
Los pescadores por pasatiempo logran capturar entre diez y 15 peces en un día, pero hay otros que no alcanzan los cinco.
“Uno puede pesar hasta 30 y 40 libras”, dice por lo que hay días que puede llevarse hasta 4,000 pesos, pero “hay que fajarse”.
Dice que permanecen en el agua hasta siete horas pescando y cuando saben que tienen lo suficiente para hacer más de mil pesos se retiran.
Además de las personas que acuden a la plaza para comprar, los peces también son vendidos a restaurantes y pescaderías.
fuente:listindiario.com

0 comentarios: