jueves, 20 de julio de 2017

Jóvenes atrapadas en el delito por ignorar consejos

“Caí por no llevarme de consejos”, reflexiona una muchacha de 16 años que lleva un año y un mes privada de libertad en el centro femenino de adolescentes en conflicto con la ley, ubicado en el sector Villa Consuelo, del Distrito Nacional.
Oriunda de un barrio de Moca, fue condenada a cinco años de prisión al ser acusada de cómplice en un homicidio. Procede de una familia disfuncional, pues fue criada por su padre en el hogar de sus abuelos paternos, ya que su madre se separó de su padre y emigró a New York, Estados Unidos, cuando ella tenía pocos meses de nacida.  
Su padre tampoco podía dedicarle mucho tiempo, porque,  tal como ella cuenta, trabajaba todo el día fuera del hogar para poder mantenerla a ella y a sus cuatro hermanos.
Sus padres y abuelos vivían orientándola para que no se deje influenciar de  amigos que andaban por malos pasos.
“Yo crecí en la calle, andaba para arriba y para abajo. Cuando salía de la escuela me iba andar con mis amigos y llegaba hasta a las ocho de la noche”, relata la adolescente, cuyo nombre se omite por ser menor.  
fuente:listindiario-com

0 comentarios: