jueves, 10 de agosto de 2017

SERIE ESPECIAL (2): Embarazada no se dejó sacar de la escuela y venció la exclusión

Micaela era estudiante meritoria en la escuela, pero fue impedida de acudir al acto para alumnos sobresalientes y de recibir docencia en la misma aula que sus compañeros.
El motivo de la prohibición era que estaba embarazada. El centro de estudios en todos sus años de existencia  no había permitido que una estudiante “que haya cometido ese error” concluyera su formación escolar junto a los demás alumnos.
Se enteró de su embarazo dos meses después de que se iniciara el año escolar, pero su lucha comenzó en la medida que crecía la criatura en su vientre.
“Me dijeron que no podía estudiar junto a mis compañeros porque estaba embarazada”, cuenta la joven, hoy madre de 17 años.
Ser estudiante meritoria no le fue suficiente a Micaela. El centro no podía permitirle continuar de manera normal, porque si lo hacían, entendian que abrían las puertas a otras adolescentes en su misma situación.
Tenía que escoger entre estudiar de manera “aislada” como si se tratase de una enfermedad contagiosa, o enfrentarse a las autoridades de la escuela para ser aceptada.
Aunque recibió el apoyo de sus padres, compañeros y maestros, Micaela afirma que vivió un tiempo difícil, que se agudizaba con la idea de que no podía continuar sus estudios, sumado a todos los cambios físicos y emocionales que tenía que enfrentar desde ese momento.
 Cuando la escuela comunicó su decisión, la joven procedió a demandar ante el Distrito Educativo la situación y ganó.
Cuenta que el atreverse a luchar le dio el derecho de continuar estudiando en el centro y dentro de la misma aula que sus compañeros.
Micaela logró continuar con su educación, y debido a la demanda, abrió el camino a otras estudiantes que en circunstancias similares habían sido impedidas de avanzar en su escolarización.
fuente:listindiario.com

0 comentarios: